img

NEUROLOGÍA

En Grupo Medfam, ofrecemos el estudio, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de aquellos trastornos que afectan al sistema nervioso central, las denominadas enfermedades “cerebro vasculares” son uno de los trastornos más importantes que nuestros especialistas se ocupan en resolver o por lo menos de atenuar en nuestros valiosos pacientes.

¿Qué trastornos estudia el neurólogo con mayor frecuencia?

  • Migraña.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Epilepsia.
  • Neuralgias.
  • Accidentes circulatorios del cerebro.
  • Problemas de debilidad muscular.
  • Insomnio.
  • Pérdida de memoria.
  • Problemas de estrés.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuándo es necesario ir con un neurólogo?

    Una de las razones principales y más comunes por las que es recomendable ir al neurólogo es cuando se presentan dolores de cabeza demasiado intensos con características de migraña. En estos casos es importante que un especialista revise al paciente y diagnostique si se trata efectivamente de migraña.

  • ¿Si tengo problemas musculares o de motricidad el neurólogo es adecuado?

    Al atender todas las condiciones del sistema nervioso, lo referente a trastornos de movimiento y a determinados problemas musculares corresponden al neurólogo, por eso conviene acudir a este especialista si experimentamos:
    • Dificultad para mover cualquier músculo, especialmente si se presenta de forma repentina.
    • Rigidez muscular.
    • Movimientos lentos al caminar o realizar cualquier acción, especialmente cuando se presentan sin causa aparente.
    • Temblores en las manos o en cualquier otra zona del cuerpo.
    • Problemas para caminar.

  • ¿Qué síntomas deberían de ser tratados de emergencia?

    Al atender todas las condiciones del sistema nervioso, lo referente a trastornos de movimiento y a determinados problemas musculares corresponden al neurólogo, por eso conviene acudir a este especialista si experimentamos:
    • Dificultad para mover cualquier músculo, especialmente si se presenta de forma repentina.
    • Rigidez muscular.
    • Movimientos lentos al caminar o realizar cualquier acción, especialmente cuando se presentan sin causa aparente.
    • Temblores en las manos o en cualquier otra zona del cuerpo.
    • Problemas para caminar.

Netcommerce 2018 Aviso de privacidad